sábado, 3 de agosto de 2019

Verano 2019

Como cada año, aprovecho las vacaciones para correr por esos mundos de Dios y hacer algo de montaña. Así como hay personas que utilizan este periodo para parar y descansar, yo suelo hacerlo al revés. Antes de vacaciones descanso quince días para así disfrutar más de éstas y conocer lugares, a los que después, si es posible, doy a conocer a Mayte La verdad es que el hecho de correr es una gran ventaja para conocer una zona nueva. Este mes de Julio no ha sido una excepción y lo he aprovechado al máximo.



Cursa Festa Major de Terrassa.

El día 29 de Junio se celebraba esta tradicional carrera en mi calendario particular. Desde hace dos años la han reconvertido en un 5000 ya que antes tenía una distancia de 7800 m. Me gustaba más el recorrido antiguo, pero aún así aprovecho que es una distancia "corta" para apretar todo lo que puedo, teniendo en cuenta que normalmente vengo de una parada de 15 días. Este año coincidió con la primera ola de calor y a pesar de que la hora de inicio es a las 19:45, había que tomárselo con cierta prudencia. Me acompañaron dos amigos corredores: Toni y Achraf.

Recogemos el dorsal pero Achraf no se ha presentado. Es un chico con unas magníficas cualidades para correr, pero es un desastre en cuanto a organizarse. Aún así, recogemos su dorsal por si aparece a última hora, cosa habitual en él.

Dan la salida y salgo a darlo todo. Toni se queda atrás, ya que él tiene menos nivel. La carrera tiene poca historia, mitad en clara subida y mitad en clara bajada. En la segunda parte no pude apretar todo lo que me hubiera gustado y acabé en un discreto tiempo de 22:12. Al llegar a meta me encuentro a Achraf esperando. Había aparecido en el último momento y vió a Toni, el cual le dió el dorsal y corrió con la mochila y el dorsal en la mano. Le doy un poco la bronca pero en realidad no puedo enfadarme con él. El si que estaba enfadado consigo mismo y nada satisfecho de su marca. Nuestros tiempos han  sido los siguientes:

  • Achraf          21:43    Posición 160
  • José Luis      22:12    Posición 178
  • Toni              25:51    Posición 343

Han habido un total de 611 llegados.

Después de esto, y con todo preparado, el día 1 de Julio salimos Mayte y yo en dirección al Norte de España, huyendo de la ola de calor. Nos esperaban varias zonas de Eukadi, Navarra y los Pirineos.

Galarreta.

Nuestro primer destino fue Galarreta, un pequeño pueblo de la Llanada alavesa, a los pies del Monte Aratz y con el Aizkorri de telón de fondo. Elegí este lugar porque quería conocer un poco de estas montañas vascas y, por qué no decirlo, hacer algún tramo de la mítica Maratón de Zegama. El primer objetivo lo conseguimos nada más llegar. Nos encontrábamos a 16 º, por lo que hubo que echar mano de manga larga y pantalón largo. La experiencia en la casa rural (Kukuma Etxea) fue magnífica. Tanto por el lugar en sí como por la compañía de Jon y sus sugerencias. Estuvimos solos los cuatro días con una estupenda casa a nuestra disposición.
De correr hice un par de veces un recorrido circular que me explicó Jon y que pasaba por un roble centenario llamado el Abuelo de Galarreta.

El abuelo de Galarreta
Otro día hice la subida al Aizkorri desde Zalduondo. Mi intención era subir por pista hasta el aparcamiento de "Los petroleros", pero al iniciar la subida vi que había señalización de que solo podían subir vehículos autorizados. No me quise arriesgar y dejé el coche en ese lugar pero me tuve que "chupar" unos 40 minutos de pista a pie. Al llegar al "parking" seguí por senderos en un estupendo bosque de hayas. Fui subiendo hasta llegar a un gran cruce con múltiples señales. Yo decido seguir hacia el Monte Aratz (1443 m), aunque esto me desvie de mi destino inicial. Subo bastante bien y no tardo demasiado en llegar.

Monte Aratz con Aizkorri al fondo
Mi idea era bajar hasta San Adrián, un túnel con ermita incluído que comunica Alaba con Guipúzkoa. Arriba, en la cima, me encontré con un hombre al que le pregunté. Enseguida entablamos conversación. El también era corredor de montaña y, siguiendo las marcas amarillas de la prueba, hablando de carreras y ascensiones, llegamos al famoso túnel.


Al poco de pasar por aquí nos separamos. El baja para Zegama y yo inicio la subida al Aizkorri (1551 m), pasando por la ermita de Sancti Spiritus La subida es dura pero subo a buen ritmo.

Cima del Pico Aizkorri con el Aratz al fondo
Vistas del cresterío desde la cima
Tramo final de subida. Sin público.
Las vistas son estupendas. Me hubiese gustado hacer un recorrido circular pero como no conozco la zona decido bajar por el mismo sitio, atravesar el tunel de San Adrián, subir un poco para ya bajar definitivamente, primero por bosque y después por la pista hasta el coche. No recuerdo bien cuanto tardé pero creo que fueron unas 6 horas en total.
Otro día fui con Mayte al Nacedero del Río Urederra. Nos lo recomendó Jon. Es una bonita excursión de seis kms. entre bosques de robles y unas pozas de agua azul espectaculares. Debido a la masificación hay que reservar por Internet el acceso. La reserva es gratuita pero el parking cuesta 4´50 €. La noche anterior puede hacer la reserva ya que en un día laborable de Julio parece que no hay problema para ir. Desde la Llanada Alavesa subimos al Puerto de Opákua, en la Sierra de Urbasa y desde éste se baja al pueblo de Baquedano, ya en Navarra, donde está el parking. Vale la pena acercarse, pasamos un buen día.






Zumaia.

Estuvimos otros cuatro días en esta bonita población de la costa guipuzcoana. Nos alojamos en una casa rural (Tolare Berri) a unos cinco quilómetros del pueblo, entre Zumaia y Zestoa y rodeada de prados verdes.  El objetivo aquí era disfrutar de la playa y de los bares de "montaditos" y tapas. El segundo objetivo fue cumplido con creces, el primero fue más difícil debido al clima. Salí dos días a correr y aproveché el GR que pasa por esta población. El pimer día lo cogí en dirección Ondarroa. Pasa este camino por la ermita de la boda de la famosa pelicula "Ocho apellidos vascos" y al lado de la playa de San Telmo, también famosa por el desembarco de la serie "Juego de tronos". Esta playa es famosa también (y mucho antes que por la dichosa serie) por sus formaciones rocosas, por el flysch.

La playa, al fondo, desde la impresionante atalaya

Vistas hacia la otra banda


¿El final de la Tierra?
Corriendo por el GR
Otro día sali a correr en dirección contraria, es decir, en dirección a Getaria. Sales del pueblo ,siguiendo el curso de la ría. Se cruza ésta y se sigue en dirección a la Playa de Santiago. Poco antes de llegar el GR se desvía a la derecha, en fuerte subida y por campos de viñas, para ganar altura. Llegando a Getaria di media vuelta.

Vistas de Getaria desde el GR
Fueron otros cuatro días estupendos gozando de la naturaleza, de la gastronomía y de las gentes de  la zona. Contxi, la dueña de la casa rural, se portó estupendamente con nosotros.

Puesta de sol desde la playa de Zumaia

                         
Por las calles de Getaria
Elantxove

El siguiente destino ya estaba en la provincia de Vizcaia. Elantxobe es un pequeño pueblo forjado en subida a partir del puerto. Aquí sí que nos acompañó el tiempo y pudimos disfrutar de la maravillosa playa de Laga, un lugar idílico. Gracias a las sugerencias de los dueños de la Itsasmin Ostatua pude disfrutar de varios miradores a los que accedí corriendo. Es un lugar estupendo para pasar unos días.

Desde la atalaya de Ogoño. Entrada a la Ría de Mundaka, la Isla de Izaro y al fondo el pueblo de Bermeo.

Vistas desde Ogoño hacia Elantxove

Playa de Laga

Desde Ogoño hay unas excelentes vistas. Se sube desde el pueblo de Elantxobe hacia el cementerio y desde allí hay señales que lo indican. Yo subí dando toda la vuelta por un camino muy pedregoso con marcas de GR, desde el centro del pueblo, antes de llegar al cementerio.

Vstas desde San Pedro Atxarre



Kanala

Otro día subí a Sant Pedro Atxarre. Se sale del pueblo hacia el cementerio, se baja hasta la carretera y desde aquí se retrocede hacia Ibarranguela para subir por carretera hacia Akorda y desde aquí, por sendero, hacia la ermita. En otra ocasión, en lugar de subir a la ermita fui hasta el pueblo de Kanala, cerca de la playa de Laida.

Algunos puntos de interés de la zona son, a parte de las playas, los pueblos de Lekeitio, Ea, Gernika, el mirador de Cabo Matxitxaco y Sant Juan de Gaztelugatxe, al que no fuimos, ya que está muy masificado de visitas debido a su aparición en "Juego de Tronos".

Playa de Laga

Playa de Laida

Puesta de sol en Laga

Puerto de Elantxobe y piscina natural

El Arbol de Gernika

Lekeitio
Aribe.

La siguiente parada fue en Aribe, un pequeño pueblo de la Comunidad Foral de Navarra y puerta de entrada para conocer la Selva de Irati. Es un lugar muy tranquilo y nada masificado. Ideal para realizar paseos en un entorno precioso. El lugar invita a la calma y a la contemplación.
En la Selva de Irati hicimos un bonito paseo de unos 6 kms. que nos recomendaron en la oficina del parque. Luego subimos al Embalse de Irabia, donde dimos otro pequeño paseo. Hay un recorrido que le da toda la vuelta el embalse y que mide unos 10 kms.







Otro día salí a correr por la tarde desde Aribe para subir al magnífico mirador de Zamariain-Nikozelea. Muchas personas suben hasta aquí para hacerse una fotografía en la roca (se puede llegar en coche desde Garaioa hasta 1 km del lugar). Desde Aribe hice unos 12 kms, en un recorrido circular con unos 400 m de desnivel. Grandes vistas.




Bajando, salieron a mi paso dos pequeños corzos que, asustados ante mi presencia, salieron coriendo hacia mi y pasaron por mi lado dando grandes saltos. Fue una bonita despedida de estas estupendas tierras.

Valle de Bujaruelo.

Los últimos tres días los pasamos en el refugio de Bujaruelo, en el Parque Natural de Ordesa. Habiamos estado varias veces en nuestra juventud y me hacía ilusión que Mayte volviera a este lugar. Ella estuvo de relax y yo aproveché para hacer un par de excursiones.
El primer día subí desde el refugio (1338 m) al Ibón de Bernatuara (2305 m). Ya que estaba allí y que había subido bastante rápido, decidí subir también al pico del mismo nombre (2515 m) y al Pic de Gabiet (2751 m). Desde ambos, pero especialmente desde el segundo, hay unas vistas espectaculares de todo el macizo y del Vignemale. Tardé en total 5 h 45 min.


Pico de Bernatuara. Enfrente, los Gabietos y el Taillon


Vistas desde el Pic de Gabiet. Al fondo, la cara norte del sector de Ordesa


Pic de Gabiet desde el de Bernatuara con el ibón a sus pies


Vistas del Vignemale subiendo al Pic de Gabiet
Al siguiente día tenía intención de hacer una travesía más larga. Mi idea era subir al Puerto de Bujaruelo y allí coger el camino que sube hasta la Forqueta de Gabieto. Pasado ésta, debía encontrar la cresta que sube a los Gabietos, de aquí al Taillón, Brecha de Rolando, refugio de Serradets y vuelta por el Puerto de Bujaruelo. Hasta la Forqueta fui bien, pero pasado ésta, me pasé de largo el desvío que conduce a la cresta y me sumergí por una maravillosa faja, con unas vistas y uno rincones preciosos. Al llegar arriba, fui careneando hasta llegar a una cresta. Empecé a subirla con muchas dudas ya que era demasiado expuesta. Después de un rato, veo claramente que no estoy donde yo quería y, con mucho cuidado, decido bajar. Como pasaban las horas y no tenía claro el camino correcto, decido subir al Pico de Mondarruego (2847 m) y bajar a Bujaruelo por el mismo camino. Esta excursión me ha quedado pendiente para otra ocasión. Ahora, después de mirar mapas y haber estado allí, ya tengo claro el camino. O incluso la alternativa para evitar la cresta, bajando a los Llanos de Salarons, lo que le añade aún más desnivel. Me quedo con los maravillosos parajes que crucé y con el hecho de que, en todo ese tramo, no me encontré con ningín ser humano en todo el día.


Subiendo a la Forqueta de Gabieto


Por esta faja va el camino




Vista de los Gabietos y el Taillon desde el Pico Mondarruego


Por aquí tenía que haber subido para buscar la cresta
Siempre que estoy por estas montañas vuelvo con una sensación de alegría en mi interior. Estas montañas no sé lo que tienen, quizás sea el contraste de sus formas caprichosas con el color blanco de la roca. Son montañas majestuosas. bellas y, aunque hay otras zonas preciosas en los Pirineos, no me transmiten esa misma sensación.
Después de diecinueve estupendos días volvimos a Terrassa
.

Fin de vacaciones. Circ d´Ulldeter.

Los días 26 y 27 de Julio teníamos planeado hacer la Travessa Carroc de Foc, mi amigo Antonio y yo. Lo queríamos hacer "non-stop", posiblemente en más de 24 horas, saliendo desde el Refugio de la Restanca a primera hora de la tarde. Las previsiones del tiempo no eran buenas y decidimos anular la salida, tampoco era cuestión de exponerse tanto. Yo empezaba a trabajar el día 29 y necesitaba hacer algo para airear mis pensamientos. Así que, mirando las previsiones meteorológicas en varias zonas del Pirineo, vi que en la zona de Ulldeter las lluvias aparecerían bien entrada la tarde. Si a eso le añadimos que desde Terrassa solo hay unas dos horas de coche, teníamos la oportunidad de hacer alguna excursión interesante. Mi propuesta fue hacer toda la carena de picos que hay en la cabezera del Ter y el Freser, siguiendo el mismo recorrido que hice en la Cursa de La Marrana del 2016. Antonio, enseguida se mostró conforme con la idea.


Pic de Bastiments
Así que el viernes 16 salimos a las 5:30 desde Terrassa y pasadas las 7:30 dejamos el coche en la zona de aparcamiento más cercana al Refugi d´Ulldeter. Aquí, cogimos la pista que sube hasta el refugio, pero enseguida nos desviamos a la izquierdo por un camino poco marcado que atraviesa el río y que, pasado éste está señalizado con fitas. La intención era subir al Gra de Fajol Petit. Desde abajo no se ve clara la subida ya que parece muy vertical, pero sobre el terreno no es así. Eso sí, es una subida dura y directa. Pasado el río, hay un tramo de pedrera bastante inestable y en la que hay que ir con cuidado porque las piedras, incluso grandes, se vienen abajo.

Subida desde el parquing al Gra de Fajol Petit

Antonio en la cima del Gra de Fajol Petit

Una vez pasado este tramo, que era el que tenía menos claro, el resto consistió en seguir una línea bastante lógica. El itinerario fue el siguiente: Gra de Fajol Petit (2567 m), Gra de Fajol Gran (2712), Coll de la Marrana (2520), Coll de Tirapits (2690), Pic Superior de la Vaca (2828), Pic de l´Infern (2868), Pic de Freser (2835), Bastiments (2881), Pic de Bacivers (2845), Pic de la Dona (2701) y bajada a Vallter (2164). Tardamos un total de 7 h 40 min. Nos saleron algo más de 21 kms y unos 1700 m de desnivel positivo.


Pic Superior de la Vaca, cerca del Coll de Carança


Pic de Bacivers, con el Canigó al fondo


Selfie en el Pic de l´Infern
El día 29 de Julio ya empecé a trabajar pero he disfrutado muchísimo durante todas las vacaciones. Solo he explicado la parte relacionada con las salidas a correr y la montaña, ya que es el objetivo de esta crónica y de este blog. Hemos disfrutado, Mayte y yo, de muchas cosas más, a nivel personal y de pareja que quedan para nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario