domingo, 15 de marzo de 2020

Camino a la Marató de BCN 2020

Como cada año, aprovecho para hacer mi temporada de asfalto entre los meses de diciembre y marzo. El objetivo es llegar en buenas condiciones a la Marató de BCN que este año se celebrarà el 15 de Marzo. Correr una maratón supone entrenar bastante más de lo habitual y hacer una buena planificación. Este año he llegado al mes de Enero en peores condiciones que el año pasado ya que he estado un mes y medio aquejado de una especie de bronquitis que me ha impedido entrenar con normalidad. Mis carreras  pre-maratón serán la Mitja de Sitges y la de Terrassa. También penso hacer de nuevo la Valles Trail Drac, una carrera de montaña de 49 kms que coincide con la Mitja de BCN y que me apetece más hacer que no una media de asfalto. No es la mejor opción pero como no aspiro a marca prefiero disfrutar y hacer aquello que me apetezca más. También he decidido, por primera vez desde que corro maratones (esta será la número 24), que no voy a hacer series. En los últimos años éstas eran causa de lesiones, aunque sí que aprovecho algunas tiradas para apretar y hacer cambios de ritmo, pero sin mirar el reloj. Ya veremos cual será el resultado final.

12-01-2020 Mitja Marató de Sitges.




Me gusta esta carrera por el ambiente y el magnífico entorno donde se desarrolla. En esta ocasión acompañé a cuatro compañeros de La Coma, aunque ellos hacían el "Quart de marató", o sea una sola vuelta de las dos que hace la mitja. La experiencia para ellos fue estupenda y el debut en carreras de dos de ellos, después de un tiempo de salir a entrenar conmigo. La carrera corta empezaba una hora antes por lo que tuve tiempo de tomar un café, cambiarme con tranquilidad y calentar un buen rato. Hemos tenido un día estupendo con poco frío y un sol radiante que teñía de un azul intenso el color del mar.



He tomado esta carrera como una toma de contacto con mi estado de forma. Casi no he mirado el reloj y he corrido por sensaciones, sin forzar casi en ningún momento. La salida ha sido tranquila y enseguida he podido coger mi ritmo. En la primera mitad me he sentido mejor y he pasado el diez mil en 46:33. En la segunda he sufrido un poco más y he parado el cronómetro con un tiempo de 1:40:18, tres minutos más que el año pasado. Lejos queda ya el 1:32:27 del año 2016.



Aún así he disfrutado mucho de la carrera y mis sensaciones han sido bastante mejores de lo que esperaba, cosa que me anima en mi camino hacia la Marató de BCN. También ha sido un placer compartir la mañana con mi grupo de corredores y poder obervar sus expresiones de alegría por la experiencia vivida.



Nuestros tiempos han sido:

  • Carlos     56:12 (401 de 818)
  • Ly           56:13 (402)
  • Alex G    58:03 (458)
  • Alex D    58:03 (459)
  • José Luis  1:40:18 (705 de 1671)
26-01-2020 Mitja de Terrassa.

Sigo en el camino hacia la Marató de BCN. Después de unas semanas más de entrenamiento esperaba encontrarme un poco mejor que en Sitges y así ha sido. He decidido olvidarme ya de las marcas que conseguía hace unos años y disfrutar del momento. Esta ha sido mi participación num. 16 en esta carrera, la de mi ciudad.

Me levanté temprano con el objetivo de estar allí a las 8 de la mañana. Había quedado con Ana y otros correcats de la ciudad para hacer entrega del dorsal y la bolsa del corredor a los miembros de esta asociación. A parte de esto, y como muchas personas se paraban a preguntar en nuestra carpa, hemos colaborado un poco con la organización de la carrera. También he recogido los dorsales de dos compañeros de La Coma, que hacían la Santi Centelles, de 5 kms. Era su debut en carreras y después de darles varias indicaciones han desaparecido entre la multitud.



Justo un poco antes de la foto de familia correcat (incluídas las liebres de la carrera) llega Aitor y lo acompaño al guardarropa por lo que me pierdo la foto. Aitor debuta en la distancia y no tiene ningún objetivo concreto, bueno sí acabar, por lo que he desistido de acompañarlo. Creo que se sentirá mejor si va a su aire.

A las 10 en punto dan la salida en La Rambla, Este cambio de ubicación en la salida y llegada (ya lo hicieron el año pasado) ha sido importante ya que aunque el recorrido es prácticamente el mismo, hace que la última parte sea en bajada y ayuda a acabarla mejor.



Por mi parte, he hecho una media bastante regular (extraño en mí, será que después de tantos años voy aprendiendo) pasando el diez mil en 46:20 y acabando en 1:37:25. La verdad es que las sensaciones han sido muy buenas y la he disfrutado mucho. Comiendo el bocadillo me he reunido con Aitor el cual ha acabado en menos de 1:50. Después hemos subido andando hasta casa para disfrutar de un merecido descanso.

Los tiempos finales ha  sido:

  • Jordi         22:01   (80 de 800)
  • Enric        25:51   (239)
  • Aitor       1:48:56   (898 de 1473)
  • José Luis 1:37:25  (462)

Bueno, lo importante es que voy en el buen camino, con buenas sensaciones y creo que con un claro margen de mejora de cara a la maratón.

16-02-2020 Vallés Drac Race (49 kms +2200 m)

Cuarta participación en esta carrera que se desarrolla por el Parc Natural de Sant Llorenç del Munt i Serra de l´Obac. El recorrido me lo conozco a la perfección ya que además de haber participado varias veces, el escenario de la prueba es una zona habitual de entrenamiento para mí. Hace años que corro por estos magníficos parajes. Mi objetivo era acercarme al máximo a las 7 horas, cosa que finalmente no he conseguido.


La primera parte (Terrassa-Mura) es más "pistera" y he apretado todo lo que he podido. La gente está muy fuerte y al igual que en el año pasado, me he quedado en la cola a las primeras de cambio. No me pongo nervioso por esto, sé cual es mi ritmo y que la acabaré sin problemas. También sé que poco a poco adelantaré a algunas de las personas que seguramente han calculado mal la distancia y dureza de la carrera. Es posible que a mí ya no me adelante nadie más. Llego a Mura (km. 25) con un tiemo parecido al del año anterior (3:36:43) después de haber pasado por lugares tan estupendos como la Carena de Can Sabater, Vall d´Horta, Canal del Llor o la Masía de Sant Lleïr. El avituallmiento no era tan completo como en ediciones anteriores. Más adelante entendí el por qué.


No pierdo mucho tiempo y enseguida reanudo mi marcha. La segunda parte (Mura-Terrassa) es preciosa y transcurre toda por la Serra de l´Obac. Al salir de Mura y atravesar la Riera de Nesprés iniciamos la subida más larga de toda la prueba. Pasamos por la Casa de la Vila y muy cerca del Puig de la Balma, para después de hacer una zona de transición por pistas, encaramos el ascenso hasta el Coll de Boix. Un poco antes de éste se encuentra un avituallamiento. No queda agua y prácticamente nada que comer. Aquí he pasado en 5 horas y pensé que mi tiempo estaría rondando al del año pasado (7:16:46). A partir de aquí mi ritmo va bajando y aunque yo me encuentro bien veo que voy perdiendo tiempo. Intento apretar pero mi ritmo no mejora. Llego al avituallamiento de Coll de Tres Creus y aquí queda algo de agua pero casi nada para comer. Creo que la falta de alimento ha condicionado mis últimos quilómetros.


Desde aquí queda un tramo precioso que lo conozco al dedillo: Collet Estret, Turó de la Carlina, Roca del Corb. Turó de Puig Codina, Turó del Caus Cremats y una bajada técnica hasta el siguiente avituallamiento en la pista, en el cruce que baja hacia Les Pedritxes. Aquí, el avituallaiento está mejor surtido. Sigo tirando y subimos al Turó de les Pedritxes (Pico del Aguila) y bajamos toda la carena del mismo nombre, estupendo mirador de Terrassa. Después de coronar el Turó de Sant Joan bajamos al último avituallamiento. Miro el reloj y veo que tendré que conformarme con bajar de 7h 30 min.


Como decía al principio, he ido adelantando gente desde el inicio de la Canal del Llor hasta el final. No a demasiada pero tampoco me ha pasado nadie. Desde el último autuallamiento quedan cuatro quilómetros. Aprieto todo lo que puedo aunque llevo las piernas muy cargadas. Llego a la meta en 7:27:01. Allí me encuentro con David, responsable del tema de los avituallamientos de la carrera. Le explico lo sucedido. No entiende lo que ha pasado ya que dice que habían peparado la misma cantidad que el año pasado. Le insisto en que no se preocupe ya que sé sobradamente que se esfuerzan mucho por hacerlo bien. Ya tendrán tiempo de analizar lo sucedido. Lo que si he visto al mirar las clasificaciones ha sido que yo, el año pasado, quedé en la posición 105 de 140 llegados. Este año he quedado en la 155 sobre 194 llegados. En la prueba de 24 kms el año pasdo cruzaron la meta 351 corredores y este año 383. Creo que esto lo dice todo.

Aún así, es una carrera estupenda y estoy convencido de que esto no volverá a ocurrir. Me he quejado, cerca del Coll de Tres Creus, a una fotógrafa. Le he explicado de que los que estamos en esa franja horaria nunca salimos en las fotografías, como así ha sido una vez más.

Javi, 4ª en la general de la Mitja

Alfonso
Víctor

Fin de la fiesta. Coronavirus.

La verdad es que esta carrera me ha dejado tocado de piernas. Hacía tiempo que no tenía tantas molestias en los días posteriores a una prueba. Aún así, he seguido entrenando, cada vez con mejores sensaciones de cara a la maratón. Ya no tengo ninguna carrera más en el calendario y queda casi un mes. Me aplico y hago mis tiradas largas y mis cambios de ritmo un día a la semana. Tres semanas antes he hecho una tirada de treinta quilómetros. Todo está bien, no me he lesionado y ya tengo ganas de que llegue el día de la  carrera.

Hace ya unos días que me ronda por la cabeza la posibilidad de que la maratón se suspenda. Es lo que está ocurriendo en la mayoría de eventos multitudinarios. Me mentalizo de que esto será así, la situación cambia cada día y las expectativas no son buenas. Incluso, la semana anterior a la prueba, he recibido un e-mail de la organización informando de mi número de dorsal. Sigo siendo excéptico. El sábado 7 de marzo recibo otro correo informando del aplazamiento de la carrera para el mes de  Octubre. También existe la posibilidad de conservar la inscripción para el 2021. 😢😢😢😢😢

La verdad es que da rabia entrenar dos meses con un objetivo y no poder plasmar todo ese esfuerzo. Te quedas con cara de tonto. ¿Y ahora que hago con todo este entrenamiento? La semana de la maratón es como un homenaje personal por la satisfacción de todo el trabajo hecho. A momentos sientes un cosquilleo por el estómago por la excitación ante la sensaciones que sabes que vivirás ese día. Ahora da igual. La organización ha estado acertada en su decisión y estamos todos en casa esperando que la situación mejore. El hacer o no una carrera es algo que no tiene ninuna importancia ante la gravedad de la situación que como sociedad tenemos que afrontar.

¿Y yo que hago que con todo este entrenamiento? Pues seguiré entrenando de cara a la Marató de Tossa de Mar del día 17 de Mayo (con 1000 m +) para acabar el 6 de Junio en Bastions, una carrera de alta montaña de 76 kms y 5500 m. de desnivel positivo. Es fin, espero que estas si se puedan celebrar. Ya estaba inscrito antes, no ha sido una decisión de última hora. Lo mejor es no hacer planes pero si las puedo correr será señal de que todo está mejorando.


sábado, 15 de febrero de 2020

Curses per Nadal 2019

25-12-2019 Pujada a La Mola per Nadal.

Hago esta carrera desde el año 2009 y solo he faltado en el 2018 ya que me tocó trabajar ese día. Es una carrera muy distendida, con gente que incluso sube andando. Es un día para compartir y tiene un ambiente muy especial. A pesar de todo esto no faltan corredores de gran nivel. Me enganché desde el primer año que la hice y siempre que pueda la pienso hacer.



El recorrido es de unos 3,5 kms y tiene unos 470 m de desnivel. La meta está en la cima de La Mola y la bajada es libre hasta Can Robert, donde hay todo tipo de bebida, incluído cava, y coca de vidre. Me he encontrado con muchos conocidos, algunos que participaban como Ernesto y varios Egaramossenaires como Javi, Cisco, Gemma y Alex y otros que subían antes para ver la llegada como Ana Cos, Alfonso y Jordi (mossenaire). 


Mi subida no ha sido muy buena pero bastante aceptable para el estado de forma en el que he llegado. He estado como un mes y medio con un virus con el que me costaba respirar y que incluso me lo hacía pasar mal en el llano. Por lo tanto, mi tiempo de 38:39 lo doy por bueno. La posición ha sido la 199 de 301 llegados. También hay que tener en cuenta que trabajé el díia anterior hasta las 2 de la mañana y luego estuve con la familia hasta pasadas las 5, por lo que he dormido unas escasas 3 horas. Pero me da igual, disfruto mucho en esta prueba.


29-12-2019 Punk Trail de Fonollosa.

Ha sido mi primera participación en una punk-trail. Me lo recomendó Jordi, de la colla de los Mossenaires y me decidí a inscribirme ya que este año no podía hacer ninguna Sant Silvestre por cuestiones laborales. La filosofía es buena: inscripción gratuita y el compromiso de llevar más de 3 kg. de material para el banco de alimentos. En la web te "aprietan" para que seas más solidario por lo que acabé comprando uns manguitos muy chulos por 10 €.



Llegué temprano, como suele ser habitual en mí, por lo que no tuve ningún problema para aparcar ni para recoger mis manguitos. No hay dorsales, ni tiempos, ni clasificaciones, ni nada por el estilo. Había dos distancias, una más corta de unos 11 kms (que parece que finalmente se alargó a casi 15) y una más larga de 19 (que fué la que hice yo).

Jordi y Esteban

En la salida encuentro a una buena colla de conocidos mossenaires (Jordi, Esteban, Carmen y algunos más que ahora mismo no recuerdo). También me encontré a Víctor, un buen amigo de carreras (también mossenaire) y al que me suelo encontrar cuando menos me lo espero, como en esta ocasión.



La carrera salió de Fals (no de Fonollosa) y al inicio se hizo un tapón en una bajada. A partir de aquí ya se pudo correr con comodidad. Vamos combinando senderos y pistas y en algunos puntos los caminos se van separando en función de la distancia elegida. En realidad puedes combinarlo como más te apetezca, ya que no hay ningún tipo de control y como ya he dicho de clasificación, o sea que al fnal puedes hacer lo que te pida el cuerpo en cada momento. En la larga nos hicieron unas cuantas sorpresas, como una bajada vertiginosa por un cortafuegos o una subida con cuerdas por una zona llena de barro y muy resbaladiza. Al final acabé el recorrido con un  tiempo de 3 h 6 min. No sé el desnivel que tendría la prueba, pero hemos hecho unas cuantas subidas explosivas. Me ha gustado la experiencia.



Aún así, no tengo un gran espíritu punktrailero. Me gusta la filosofía de estas pruebas pero me sobra un poco esa demostración de alegría exagerada. Sí, ya sé, soy demasiado serio. Algo que caracteriza a estas pruebas es que hay cerveza en los avituallamientos (bastante completos, por cierto), que la gente va disfrazada (aunque no sé si esto era por la fechas) y que en las fotos hay que sacar la lengua y hacer poses de chico-chica malo-mala. También hay música potente en los avituallamientos, eso sí me gustó.

Bromas aparte, ha sido una buena mañana. Buen ambiente y bonito recorrido. La lástima ha sido que en la salida anunciaron que este año, y después de cinco ediciones, ha sido la última de esta carrera. Todo el mundo les dedicó un emotivo y merecido aplauso.

Bueno, después de todo eso, es posible que cada año me apunté a alguna carrera del circuito punk-trail. ¡¡¡ A ver si me contagio de esa alegría !!!

domingo, 24 de noviembre de 2019

17-11-2019 Transgavarres 51 kms +2000 m.

Hace varios años que me miro esta carrera. El año pasado llegué a inscribirme, pero un episodio de grandes lluvias por la zona hizo, que ya levantado y desayunado, decidiera volverme a la cama ya que las noticias de las condiciones en esta zona eran demasiado alarmantes. Sé que dieron la salida pero al cabo de pocos quilómetros suspendieron la carrera. Ese mismo día recibimos todos los participantes la noticia de que en la siguiente edición tendríamos inscripción gratuita.

Este verano recibí un e-mail de la organización con un código promocional para inscribirme gratuitamente. Yo estaba de vacaciones y no presté atención a los plazos que daban para completar este proceso. Cuando lo hice me dí cuenta de que solo había quince días para canjear la inscripción del año anterior y yo había sobrepasado por mucho este plazo. Al cabo de unos días miré la lista de inscritos y al no figurar en ella pensé que mi inscripción había quedado sin efecto. Mi sorpresa fué que en la semana anterior a la prueba y curioseando por la página web descubrí la existencia de una segunda lista de inscritos en las que sí figuraba. Yo tenía ya otros planes para ese fin de semana pero las circunstancias de la vida hicieron que regresara antes de lo previsto y el sábado por la noche ya estuviera de vuelta en casa. No tenía claro el ir, pero aún así no dejé de mirar horarios, zonas de aparcamiento, etc. por si acaso. Estaba claro que finalmente iba a participar.

Salida en Palamós

El domingo me levanté a las 3:30 de la mañana para desayunar y conducir en dirección Girona. El aparcamiento lo marcaba en la zona del Pavelló de Fontajau. Este se encuentra a unos dos quilómetros de la salida de los autocares que nos deben llevar a Palamós, punto de inicio de la carrera. Pienso que está demasiado lejos pero no me quiero arriesgar a meterme por el centro de Girona y no encontrar donde dejar el coche. Esta zona tiene un fácil acceso y desde aquí voy andando hasta la Plaça de Catalunya, donde salen los autocares a las 6:30. Cuando llego allí éstos ya están aparcados y hay gente esperando. A las 6:15 de la mañana nos dejan entrar en ellos. Duermo todo el trayecto. Una vez en Palamós hay que dirigirse al pabellon, recoger el dorsal y dejar la bolsa en el guardarropa. Hay un poco de cola, ya que todos hemos llegado a la vez, pero unos veinte minutos antes ya casi estoy preparado y aún rengo tiempo de ir al lavabo y de tomar un café en unas máquinas que la organización ha puesto a nuestra disposición. A falta de diez minutos para la hora de salida me dirijo hacia el Passeig Marítim.


A las 8 de la mañana dan la salida. Nuestro objetivo: llegar a Girona en un tiempo máximo de nueve horas. Salimos de Palamós por pista pero  rápidamente al abandonar el núcleo urbano vamos por sendero. En este tramo se forman algunos tapones y vamos todos en fila de uno, casi sin opciones de poder adelantar. Aprovecho un recodo en el camino para quitarme ropa y me adelantan muchos corredores. No me importa, yo ya sé cual es mi ritmo y sé que al final acabaré adelantando a algunos de estos participantes. A otros, en cambio, ya no los veré más.


La carrera es muy rápida. Tiene muchos tramos corribles y aunque me cuesta ver que tenga 2000 m positivos de desnivel, teniendo en cuenta mis tiempos, creo que sí que están. La organización es perfecta pero hay un par de cosas que pienso que deberían cambiar. La primera es que sólo hay cuatro avituallamientos. Un par más, aunque solo sean de bebida, harían más llevadera la carrera. La otra cuestión es que en el primer control, situado en el km. 13,3, dan un máximo de dos horas para pasarlo. Yo llegué en 1:55. Teniendo en cuenta que al final casi me sobraron dos horas, creo que es un tiempo de paso demasiado exigente.



El recorrido es bonito. Muchos tramos de sendero entre tupidos bosques. Quizás me ha faltado pasar por zonas con mayores vistas y espacios abiertos. Supongo que la zona es así y no tengo nada que objetar. A partir de este primer control, avanzo más tranquilo y cada vez me encuentro con menos personas. Como ya suponía voy adelantado a gente que van más despacio que yo. Mis tiempos de paso han sido:
  • Km 13,3      1:55 (corte en 2 horas)
  • Km 20         2:50 (corte en 3:20)
  • Km 30         4:06 (corte en 5 horas)
  • Km 40         5:45 (corte en 7:10). No estoy muy seguro de mi tiempo de paso aquí.
  • Km 51         7:10:46. (cierre en 9 horas)
Los tramos con mayor desnivel son el primero y entre los kms. 30 y 40. Es una bonita carrera con un 70 % del recorrido por senderos. Se puede correr en prácticamente toda la carrera, no hay grandes subidas. Claro que para esto hay que estar lo suficientemente fuerte, cosa que no es mi caso. Una cosa que me gustó de la carrera es que no atraviesa ningún núcleo urbano y  tienes la sensación de estar muy alejado de la civilización, aunque realmente no es así. Incluso cuando estás llegando a Girona no ves la ciudad. Se entra por la parte alta de las murallas y se acaba en una pequeña y bonita plaza en esta parte de la ciudad, muy cerca de la catedral. Entro contento. Recojo mi bolsa y me abrigo para, acto seguido, beber y comerme un buen plato de pasta. También había arroz y cereales.

Llegada en Girona
En resumen, muy buena carrera y un gran entrenamiento para quien quiera hacer quilómetros. Acabé con la sensación de no haber parado de correr (trotar) en todo el rato. La organización excelente en cuanto a la señalización, calidad de los avituallamientos y amabilidad de los voluntarios. 

Ah, mi posicion ha sido la 193 de 226 llegados (311 inscritos).



13/14-11-2019 Serra del Montsant

El día 12 de noviembre, y acompañado por Antonio, saliamos de Terrassa en dirección  La Morera del Montsant, para hacer noche en el refugio y dedicar los dos días siguientes a recorrer, en un par de rutas circulares, una parte de estas preciosas montañas. Debido al anticipo de las temperaturas hinvernales declinamos hacer un recorrido por la zona El Verd-Pedraforca-Cadí que yo tenía en mente. Después de valorar otras opciones decidimos venir a la Serra del Monsant ya que el refugio está abierto entre semana en esta época del año, lo cual facilita mucho las cosas.

Vistas desde La Morera
El martes día 12 llegamos al refugio sobre las siete de la tarde. Creo que es el único refugio de la FEEC que está en un núcleo urbano, por lo que se puede llegar en coche.  Lleva sólo un año en funcionamiento por lo que las infraestructutas son bastante nuevas. Aún así no es especialmente acogedor en invierno ya que no tiene un sistema de calefacción muy adecuado para las dimensiones del local. De todas formas, nuestra estancia fue muy agradable, tanto por la compañía de Joan (el guarda), mítico escalador de la zona y que ya había sido guarda del refugio del Cogollons, en la Serra de Prades, como por las dos excelentes cenas de que disfrutamos.

Refugio

Miércoles día 13.

Llegamos a La Morera en un día que había sido excelente, con cielo azul y sol radiante. Desgraciamente para nosotros los dos días siguientes había previsión de lluvia hasta las dos de la tarde aproximadamente. Al levantarnos y mirar por la ventana de la habitación ya vimos que hacía un día gris y lluvioso. De todas formas, y siguiendo la máxima de la Colla dels Grillats: "A la montaña hay que ir aunque no llueva", preparamos las mochilas y bajamos a desayunar.

Grau dels Barrots. Foto extraída de un blog en internet.
La idea inicial era la de subir por el Grau del Carabassal, pero Joan nos dijo la noche anterior que estaba cerrado por los Mossos d´Esquadra ya que las instalaciones son antiguas y precarias. Parece ser que ya hay destinado el presupuesto para volver a equiparlo con mayor seguridad. Mi primer pensamiento fue el de "me da igual, seguro que está como siempre, no creo que haya ningún problema", pero me supo mal hacer el tonto habiéndonos advertido el guarda de la situación. Si yo no hubiera preguntado....Así que cambiamos el Grau del Carabassal por el dels Barrots, y de bajada en lugar de utilizar éste hacerlo por el de Salfores.

Saliendo del Grau dels Barrtots
A las nueve de la mañana y después de un buen desayuno salíamos dispuestos a pasar una jornada montañera bajo la lluvia. Llover llueve. Es una lluvia no muy intensa pero de esa que moja. Subimos a la parte alta del pueblo buscando los indicadores del Grau dels Barrots. Los encontramos con facilidad y seguimos el camino, bien señalizado, que al principio sube suave pero en poco tiempo ya lo hace con decisión y pronunciado desnivel. Me agobia la capucha del gore-tex por lo que a momentos me la quito, pero rápidamento me la tengo que volver a colocar ya que no quiero que se me moje demasiado la cabeza. Antonio parece sentirse más cómodo que yo. Subimos a buen ritmo y llegamos al inicio del grau. Entramos en el estrecho que penetra en las rocas y enseguida nos encontramos con los soportes de hierro encastados en la pared para superar el escalón de unos cuatro metros. A pesar de lo húmedo que está todo lo hacemos sin dificultad y salimos de esta zona atravesando una gran bauma. Llegamos al Balcón del Priorat pero la niebla nos impide ver nada. Me sabe mal por Antonio ya que yo  he estado varias veces por aquí y he podido disfrutar de las maravillosas vistas que la zona nos ofrece, pero él es la primera vez. Tendrá que esperar a otra ocasión para poder recrearse en ellas. De todas formas, la montaña también está preciosa con este ambiente gris y brumoso.

Antonio, muy cerca del Toll de l´Ou
Al llegar a unos palos señalizadores seguimos hacia la derecha las indicaciones de Grau del Carrasclet-Roca Corbatera. Vamos por senderos colgados en la roca. Nos saltamos un desvío a la izquierda que no vemos y seguimos recto. El camino se va introduciendo en una zona que parece más bien un sector de escalada. Llegamos a un punto en que no lo vemos claro. El paisaje es estupendo pero decidimo dar media vuelta. Encontramos el desvío que nos habíamos pasado de largo y, por un estrecho camino entre roca, salimos de esta zona vertical. El camino sigue subiendo, ahora de forma suave y llegamos a la Serra Major. En esta parte el frío se intensifica, al estar totalmente desprotegida, y la lluvia, el viento y la niebla son nuestra compañía. Vamos mojados por fuera pero secos por dentro. Me desoriento un poco ya que no tenemos referencias visuales de ningún tipo y llegamos a un camino evidente con marcas de GR. Paramos debajo del único árbol que tenemos a la vista para sacar el mapa y tratar de orientarnos. Llevamos las manos heladas y los guantes empapados y todo parece complicarse. Seguimos el GR a la izquierda y no tardamos demasiado en encontrar las indicaciones hacia el Toll de l´Ou. Bajamos hacia este magnífico lugar y parece que el clima nos acompaña un poco más. Llueve menos y al descender un poco la sensación de frio también disminuye. Llegamos a una plataforma en el camino que resulta ser un estupendo mirador, con el Toll de l´Ou a nuestros pies. Decidimos bajar aunque no tenemos que hacerlo ya que nuestra ruta no pasa por allí pero este lugar con sus pozas de aguas cristalinas es de visita obligada. Volvemos a subir al camino y hacemos una parada para comer algo. No apetece mucho hacerlo y mucho menos quitarse los guantes y utilizar las manos doloridas e insensibles, pero hay que alimentarse. En todo el tramo anterior no hemos hecho fotografías ya que en estas condiciones lo hemos descartado. Escurro los guantes como si fueran una bayeta de cocina. Después de comer ràpidamente para no coger demasiado frío me los vuelvo a poner. La idea es que la única posibilidad de que se sequen es a través del calor corporal. El clima se empeña en que este concepto no funcione ya que, aunque a partir de aqui dejó de llover, la humedad existente los mantiene mojados y cada vez que me los quito debo repetir la operación de escurrirlos.



Un servidor en una de las pozas del Toll de l´Ou
Aunque ya no llueve, ahora entramos en una zona con mucho bosque y senderos estrechos lo que hace que el roce de nuestros cuerpos con la vegetación nos vaya empapando aún más que la lluvia, especialmente en las piernas. Pasamos por la Font Canaleta, Els Forats y llegamos al Clot del Cirer. Este enclave es un oasis muy cerca de la aridez de la Serra Major, a la altura del Piló del Senyalets. Estamos envueltos en la niebla y esta le confiere a todo los que hay allí (los árboles, nuestros cuerpos) un imagen espectral, fantasmagórica. Volvemos hacia atrás y giramos hacia la izquierda para buscar el Grau de Salfores. Llegamos de nuevo a la Serra Major  aunque solamente la cruzamos y seguimos por el camino que  iniciamos pasado el Toll de l´Ou, el PR-C 14.

Una de las numerosas balmas que se atraviesan
La niebla empieza a disparse y el sol hace un tímido intento de salir para recordarnos que está alli. La previsión era que el sol saldría hacia las dos de la tarde, aunque ya son las tres. A nuestra derecha hay unas enormes vistas de las paredes de este sector. La niebla juega con nosotros y a veces nos permite verlas para que, antes de darnos tiempo a hacerles una fotografía, vuelva a cubrirlas con su manto húmedo. Todo este tramo es precioso y al girar a la izquierda nos encontramos con unos maravillosas vistas de La Morera del Montsant y de todas las paredes que se alzan majestuosas, a nuestra izquierda, presididas por La Falconera. Encaramos el grau de bajada y en muy poco tiempo la niebla desaparece, sale el sol y un cielo azul nos da la bienvenida. A las cuatro de la tarde llegamos al refugio.
Clot del Cirer



Después de comer algo y ducharnos aún tenemos tiempo de visitar algunos pueblos de la zona y hacer algunas compras. Compramos vino en Escaladei, aceite en la Vilella Baixa y nos tomamos algo en un pequeño café en Porrera. Una cena excelente en el refugio con la agradable compañía de Joan, cierra una preciosa jornada.

La Morera dede el Grau de Salfores

Jueves día 14.

La previsión del tiempo en este día era similar al anterior. Lluvia por la mañana y a partir del mediodía una mejoría para acabar en un día soleado. La climatología he hecho que cambiemos nuestros planes iniciales así que la idea para hoy es hacer una ruta circular desde Ulldemolins. Antes de eso repetimos la rutina del día anterior: recoger, preparar las mochilas y desayunar. Un equipo de la 2 de TVE del programa 80 cms. estarán allí los dos siguientes días para filmar diferentes lugares de la zona. Joan ya nos había avisado. Nos despedimos de él dándole las gracias por la excelente atención que nos ha brindado. Cuando ya nos estamos marchando el equipo de TVE nos propone encontrarnos en algún punto y salir en la filmación, pero no nos va bien. Nosotros queremos ir por otra zona distinta a la que se moverán ellos.

Aproximación al inicio del río Montsant
A las 10 de la mañana salimos andando de Ulldemolins. Tengo el recuerdo de la primera vez que estuve en estas montañas y por intuición nos dirigimos hacia el río Montsant. Después de un rato de camino asfaltado, y casi por casualidad, encontramos marcas de GR y a partir de aquí vamos encontrando palos señalizadores que nos serán de mucha utilidad. Pasamos por Santa Magdalena y en poco rato entramos en el camino que transcurre al lado del río y que entra en el Congost de Fraguerau.

El puente barrido por la fuerza del agua
Avanzamos por el río. Los efectos de las tormentas de hace unas semanas son evidentes y por todo el cauce hay un caos de árboles caídos, que arrastrados por la fuerza del agua yacen amontonados en un gran desorden. A todo esto, ha dejado de llover y parece que las nubes hacen un intento de abrirse y dejar pasar el sol. Pasamos por debajo de las rocas características de la zona: Els Tres Jurats. Els Tres Juradets y el Cap de Mort. Apenas podemos ver estas formaciones ya que la niebla decide quedarse. El puente sobre el río para seguir por el GR y que lleva a la ermita de Sant Bartomeu ha sido barrido por las aguas. Nosotros seguimos recto y al poco nos desviamos a la izquierda hacia Els Ventadors. Tenía muchas ganas de pisar esta zona. Había estado aquí hace muchos años y tengo un gran recuerdo de aquella excursión, con un buen número de compañeros de los Amics Caminants de Sant Llorenç. En aquella ocasión lo hicimos de bajada, en un día soleado y después de haber hecho un vivac en el Pi de la Carabasseta. Estábamos descubriendo la zona e íbamos a la aventura.



En esta ocasión lo estamos haciendo al revés y afrontamos Els Ventadors de subida para, un vez instalados en las zonas altas, dirigirnos hacia el Pi de la Carabasseta. Todo este tramo es espectacular. En la subida por Els Ventadors hay un tramo delicado. No es que sea difícil pero que hay que ir con cuidado y más en esta ocasión en la que todo está mojado aunque la roca se agarra bastante bien. Disfrutamos mucho de las vistas a pesar de la niebla y de los rincones que nos vamos encontrando. Es ésta una de las características de estas montañas, en cada giro del camino te puedes encontrar un lugar especial.

Tramo de roca en Els Ventadors

Dejamos a nuestra izquierda las indicaciones del Grau del Llop y en no mucho tiempo llegamos al famoso Pi de la Carabasseta, punto estratégico en el centro de la Serra del Montsant  y cruce de caminos. Nos sentamos a sus pies a comer algo pero rápidamente nuestras manos y pies empiezan a sentir mucho frío. Acabamos rápido y llegamos a la conclusión de que la Serra del Montsant no está muy receptiva a la presencia humana estos días y nos está invitando a marcharnos. Quizás la montaña tiene ganas de disfutar de un día de soledad completa. O quizás las almas que allí habitan han decidido que hoy quieren bailar entre las tinieblas y prefieren no encontrarse con nadie. Como no queremos ser unos invitados pesados decidimos bajar  por el tramo de enlace del GR 171 y descendemos directos hasta Santa Magdalena y desde aqui por el mismo camino que en la ida llegamos a Ulldemolins. Hemos tardado cuatro horas y media en dar esta vuelta.

Pi de la Carabasseta

Vistas de Ulldemolins en la bajada

Nos hemos quedado con ganas de más. Así que tendremos que volver en otra ocasión con mejores condiciones.




miércoles, 20 de noviembre de 2019

01-11-2019 CronoMola

Bajo este nombre se organiza desde hace varios años una quedada del grupo de corredores de montaña Egaramossenaires. Tempo atrás salía con ellos algunos domingos pero su nivel es bastante superior al mío y con el tiempo he dejado de asistir a sus entrenos, aunque conservo una buena amistad con algunas personas del grupo. La verdad es que podría quedar algún domingo pero cada día me cuesta más arrancar y necesito un buen rato de andar por la montaña para calentar y ponerme definitivamente a ir más rápido, que en mi caso no quiere decir correr, sino trotar y andar. Aún así no tengo más que buenas palabras para ellos y sé que tengo las puertas abiertas para acudir a sus entrenamientos cuando yo quiera.



La carrera es sencilla. Se sale de La Torre de l´Angel y se sube a La Mola para volver a bajar de nuevo. El recorrido de la subida es dirección Can Pobla para desviarse hacia el Bolet y subir por una de las canales del Cingle del Cavalls. La bajada es libre y cada uno la hace por donde le parece.



Yo subí por donde conozco, buscando la Aresta dels Cavalls, aunque la dejé a la izquierda y trepé por una canal (de la que no sé el nombre) para llegar arriba. No me adelantó nadie ya que los demás subieron por otra canal que por las indicaciones que me han dado creo que es la Canal del Rellotge. No sé si este es su topónimo real, pero es el que mi amigo Edu me dijo en su día y confío plenamente en su palabra, ya que es un gran conocedor de Sant Llorenç del Munt. Inicié el descenso por el Camí del Monjos, pero al poco me desvié por la Canal de Can Pobla para bajar directamente hasta este enclave. Desde aquí pude correr con comodidad hasta La Torre de l´Angel. Mi tiempo final fue de 1:09:19, uno de los peores de todo el grupo, como era de esperar. Tampoco esto me importa demasiado, yo estoy contento con mi actuación. Eso sí, no me adelantó nadie ni subiendo ni bajando ya que fui por caminos diferentes al resto. Si hubiera ido por el mismo me habrían adelantado casi todos ya, que yo salí el segundo. Salimos de uno en uno con un minuto de diferencia entre cada corredor.



Ha sido una bonita jornada, muy entrañable e ideal para estrechar lazos con esta gran colla. ¡¡Gracias a todos !!!.



Desde estas humildes líneas quiero expresar mi agradecimiento a Alex, el organizador de todo esto y que cada año realiza un gran trabajo. Además nos entregó una estupenda bolsa del corredor.