jueves, 30 de noviembre de 2017

29-10-2017 Marató de Muntanya de Sant Llorenç Savall

Ha sido mi tercera participación en esta maratón de montaña después de haberlo hecho en 2010 y 2014. En esta ocasión se ha hecho el recorrido en sentido inverso a las ediciones anteriores. También se han hecho modificaciones en algunas zonas ya que la Direcció del Parc Natural de Sant Llorenç del Munt cada día pone más restricciones. Aunque en la web anunciaba un desnivel positivo de 2200 m en la clasificación constaba que era de 1653.

Después de recoger el dorsal en el pabellón municipal, de saludar caras conocidas y dejar mi mochila en el guardarropa me dirijo a la línea de salida. Esta se da puntualmente a las 7 de la mañana.

Primeros compases de la carrera
Los primerso quilómetros son bastante corribles por pista hasta la Casa de la Muntada en la Vall d´Horta. Aquí empezamos a subir en serio  en dirección Castelldepera y Era Ventosa pero sin pasar, en esta ocasión, por la magnífica Roca Sereny. De Era Ventosa hay una buena bajada, algo técnica, hasta llegar al Marquet de les Roques, una edificación que sorprende por su forma, color y ubicación. Aquí empieza el tramo de subida más duro de la carrera. Primero hasta el Collet del Llor, desde aquí al Coll d´Eres (avituallamiento), carena del Pagés y la Mola. Hasta aquí se han hecho algo más de 19 kms. Ahora toca una fuerte bajada por el Cami dels Monjos del que hay que desviarse para buscar el Coll de Grúa al que no llegamos. Este tramo creo que se podía haber resuelto mejor ya que el Camí dels Monjos, un domingo a esas horas es una romería de gente subiendo y no es cómodo ni para nosostros ni para ellos. El caso es que ahora toca bajar por la Carena del Sabater. Vamos dejando los senderos que nos encontramos y lo hacemos todo por pista con muy buenas vistas de esa cara del macizo, quizás la más espectacular.

Tramo de Les Arenes-Riu Ripoll
Llegamos a Les Arenes  y pasamos por una bonita zona de roca donde el Riu Ripoll es el protagonista. A partir de aquí vamos por un terreno muy variado y rompedor con muchas subidas y bajadas cortas pero que van dejando huella. En algunos tramos vamos por pista pero rápidamente nos volvemos a meter por senderos. Aún queda una sorpresa ya que dejando el pueblo a nuestra izquierda volvemos a ascender un buen rato unos 300 m de desnivel positivo. Pasamos por una ermita y seguimos subiendo, con un tramo final corto pero muy duro. Llegamos al último avituallamiento y ahora por pista ya bajamos directamente a Sant Llorenç Savall.

Ultimo tramo de bajada
Esta última parte no la conocía (bueno por la ermita si había pasado) y compensa los tramos que se han dejado de hacer en el recorrido original. Cuando llegas al km, 30 crees que ya está todo hecho pero entre este quilómetro y el 37 es un perfil muy rompedor. Me ha gustado.

Al final llego a la meta en 6:03:42 y en la posición 197 de 281 llegados. Un bocadillo, un rato de charla y una buena ducha son el colofón para un excelente día de montaña.