domingo, 19 de junio de 2022

Del 8 al 12 de Junio de 2022-Travessa Bastions-Catllaràs

Después de valorar varias opciones decidimos, Antonio y yo, realizar esta travesía, que consiste en unir el recorrido de dos carreras emblemáticas como son el Trail dels Bastions y la Ultra del Catllaràs con una etapa intermedia entre Ribes de Freser y La Pobla de Lillet, pasando por Castellar de n´Hug y Les Fonts del Llobregat. Convencimos a Aitor para que nos acompañara en la primera etapa ya que no le apetecía hacer los cinco días.

Al margen del reto deportivo o físico hay otros factores que son los que acaban marcando la diferencia en cuanto a la satisfacción que nos puede aportar el afrontar un reto como este. Además de disfrutar de los estupendos paisajes también hay que hacerlo de la compañía, de momentos especiales con personas o situaciones que te encuentres durante el camino y tener la capacidad de cambiar los planes si algún compañero no se encuentra bien o si el recorrido o el clima se convierten en un sufrimiento excesivo e innecesario.

1º Etapa. Ribes de Freser-Collada de Fontalba-El Puigmal-Carena de l´Olla de Núria-Coll de Tirapits-Refugi de Coma de Vaca. 38 kms +2900 m.

A las 4 de la mañana salíamos de Terrassa en dos coches. El de Antonio lo dejaríamos en La Pobla de Lillet y continuaríamos con el de Aitor hasta Ribes de Freser. La etapa de hoy prometía ser dura. En un principio la idea era dormir en el Alberg del Pic de l´Àliga pero no estaba abierto entre semana. Otra opción era bajar hasta Núria pero el precio del hotel se excedía de nuestro prepupuesto para cinco días, así que decidimos pernoctar en el Refugi de Coma de Vaca. Esto alargaba algo el recorrido pero nos facilitaba la etapa del día siguiente. Además, el recorrido del Trail de Bastions baja a Núria desde el Coll de Finistrelles para volver a subir al Puig d´Eina, cosa que no pensábamos hacer, por lo que en este tramo nos ahorrábamos unos 8 kms y casi 1000 m. de desnivel positivo.

Font de l´Home Mort

Antes de las 7 de la mañana salimos de Ribes (912 m) en dirección al Collet de Les Barraques. Vamos bien y el cielo está bastante nublado. Esperamos que el día aguante aunque hay anunciadas lluvias débiles a partir de las 3 de la tarde. Pasamos por el Collet de les Barraques (1894 m) y en este punto enlazamos con el GR11 para llegar, en unas cuatro horas, a la Collada de Fontalba (2070 m). Aquí, entre prados, con el Puigmal presidiendo el entorno y las vacas paciendo tranquilamente, hacemos una parada para comer. Las vistas son estupendas y reina la calma. Después de la parada iniciamos la subida al Puigmal y en un punto al poco de salir llenamos los botes de agua porque seguramente no encontraremos ningún otro punto donde poder hacerlo en mucho rato. 

Collada de Fontalba

Aquí empiezan los problemas para Antonio. Por el motivo que sea le cuesta mucho subir. Va muy agobiado y se tiene que ir parando mucho. Yo tiro primero para que él vaya haciendo a su ritmo y de vez en cuando me paro a esperar. Aitor va entre los dos bastante pendiente de Antonio. La subida es dura pero no es normal su estado. Hemos hecho juntos muchas montañas y travesías y nunca se ha encontrado como hoy. Hacemos cima (2940 m) en dos horas pero lo hace exhausto.

Antonio, subiendo al Puigmal

Aitor, en la cima del Puigmal


Se plantea renunciar a realizar la etapa y bajar directamente a Núria y coger el cremallera hasta Ribes, donde lo encontraremos al día siguiente. Le animo a que coma y beba a ver si en el siguiente tramo se rehace. Siempre estará a tiempo de bajar en el Coll de Finestrelles. Decide seguir pero las subidas son un calvario para él. Empieza a llover a momentos aunque de forma muy débil. La niebla nos cierra la vista pero nos da bastantes metros de visibilidad, lo suficiente para ver bien al camino. A veces se abre y nos da una perspectiva más amplia del entorno y así va jugando con nosotros. Prácticamente llegando al coll, Antonio sufre una caida algo aparatosa. La decisión está tomada, así no puede seguir. Nos planteamos abandonar los tres pero Antonio nos insiste en que nosotros sigamos. Llamo por telèfono al refugio para explicar la situación, pero en ese momento no me lo cogen y más adelante ya no tendré cobertura. Ante la insistencia de Antonio y la preocupación por no dar señales de vida al refugio, decidimos seguir para adelante. Antonio tiene suficiente experiencia y no tendrá problemas en llegar a Núria.

Progresando entre el Puigmal y el Coll de Finestrelles

Seguimos haciendo toda la cresta que compone l´Olla d Núria y pasamos por el Pic de Finistrelles (2828 m), Pic d´Eina (2786 m), Pic de Noufonts (2861 m) y Pic de Noucreus (2799 m). La niebla ha estado jugando com nosotros pero nos ha proporcionada unas estupendas vistas al abrirse y cerrarse. A la altura del Pic de La Fosa de la Geganta (2801 m) dejamos la carena de l´Olla y seguimos el GR11 para pasar por el Pic Superior de Vaca (2825 m) y llegar hasta el Coll de Tirapits (2783 m). Toda esta zona ha resultado muy agradable sin apenas desniveles remarcables desde el Pic de Noucreus. Ahora iniciamos la bajada.

Progresando por la carena de l´Olla de Núria



Iniciamos el descenso y de nuevo encontramos aguas que bajan por todas partes. Sigue lloviznando a momentos. Nos encontramos con algunas personas que suben y nos preguntamos que a donde se dirigirán a esas horas. Suponemos que harán vivac en alguna zona aunque no está el día para ello. Antes del inicio de una subida que nos llevaría al Coll de la Marrana encontramos indicaciones y nos desviamos a la derecha. El refugio lo marca a dos horas. Son las 18:30, la hora de cenar es a las 19:30 y está claro que no llegaremos. Aunque vamos a buen ritmo hemos perdido un tiempo precioso. Supongo que en realidad no ha sido tanto pero la etapa era muy exigente y creo que no la había calculado bien. Voy sufriendo por el Aitor. Aunque se le ve bien, me sabe mal haberle sometido a un esfuerzo físico tan alto. El no está acostumbrado y aunque su rostro refleja cansancio tambien transmite sorpresa y gozo por los parajes que va descubriendo.

Llegando al Refugi de Coma de Vaca

Avanzamos en bajada por el GR11-7, sorteando como buenamente podemos zonas anegadas. En una de ellas, Aitor se queda enganchado y cae de culo. Se enfada y lanza los palos de frustración pero le dura poco. El valle se va abriendo con el río Freser ya formado y divisamos el refugio. El entorno es precioso. A las 19:45 llegamos al refugio, hemos tardado 1 h 15 min. desde las últimas indicaciones. No había nadie en el refugio, solo los guardas, que nos estaban esperando con cierta preocupación. Nos agradecen que hayamos tenido la consideración de pensar en ellos y nosotros hacemos lo propio. En nada ya estamos cenando. Nos hubiese gustado darnos antes una ducha pero lo deberemos dejar para después de la cena. Ambos estamos muy cansados aunque disfrutamos de ese momento de relajación. A las 10 de la noche ya estabamos en el saco para recuperar fuerzas.

2ª Etapa. Refugi de Coma de Vaca-Queralbs-Ribes de Freser. 15,62 kms. +421 -1500.

El recorrido de esta etapa era otro en nuestro plan inicial. Del refugio había que subir al Coll de Tres Pics y al Balandrau, bajar a Pardines, ascender el Taga y bajar a Ribes. La noche anterior, en el refugio ya había decidido que bajaría directamente a Ribes, básicamente por dos motivos. El primero era que no me apetecía hacerlo solo, además era un proyecto de dos. Antonio había decidido tomarse el día de descanso para recuperarse y probar a partir del viernes. Aitor pensaba bajar directamente (él ya lo había decidido así desde el principio) y no me quedaba tranquilo dejando a Aitor en la bajada, ya que él no tiene mucha experiencia en ir solo por la montaña y aunque la orientación de este recorrido no tiene demasiada dificultad, no lo tenía claro. Así también disfrutaría de su compañía y de un camino precioso. Por lo tanto valoré más estos aspectos que no el ser escrupuloso en cumplir con el trayecto pre-establecido. Teníamos por delante pues, una etapa corta y básicamente de bajada.

Refugi de Coma de Vaca

Nos levantamos a las 7 de la mañana. El día ha amanecido todo azul y podemos ver el precioso enclave donde está el refugio. La tarde-noche anterior estaba inmerso en una intensa niebla. Desayunamos y pagamos. Quiero remarcar que en el refugio solo nos cobraron el importe de dos personas a pesar de haber hecho una reserva de tres. Ni siquiera nos cobraron la parte de la reserva de la tercera persona, que es lo que suelen hacer en los refugios. 

Vistas del último tramo de la etapa anterior, con el refugio a nuestros pies





Bajando hacia Queralbs

Al principio nos liamos un poco ya que pensaba que el camino bajaba directamente desde el refugio, pero hay que subir en dirección al Coll de Tres Pics hasta unos palos indicadores. Al llegar a ellos giramos a la derecha e inicimos un largo descenso por un camino precioso, con el río Freser a nuestra derecha formando numerosas gorgas y saltos de agua. Bajamos con calma, disfrutando del entorno. Casi sin darnos cuenta llegamos a la pequeña central eléctrica de Daió. Se acabó el encanto. Ahora toca andar por carretera hasta Queralbs, donde paramos a tomar una Coca-Cola. Atravesamos el pueblo y tomamos un sendero que asciende un buen tramo al principio para finalmente descender a Ribes de Freser atravesande pequeños núcleos de casas: Vilamanya, Batet, Can Ponsons y Can Segura. Llegamos a un cruce de pistas con las indicaciones borradas. Habíamos pasado por aquí el día anterior, de subida, por lo que no tuvimos problema en encontrar el sendero que nos conducía a Ribes.

Salt del Grill


Vistas de Queralbs, bajando hacia Ribes de Freser

Al llegar llamamos a Antonio y nos volvimos a reunir. Después de comer, Aitor se volvió para Terrassa y nosostros dos nos quedamos. Fuimos un rato al hotel, a descansar y pasamos la tarde de relax. Un rato en el jacuzzi de la terraza, desde donde hay muy buenas vistas, un paseo por el pueblo y un café en un bar en la plaza. Para cenar, los bocatas que no me había comido ese día. Tampoco había mucho donde elegir. Mañana será diferente.

3ª Etapa. Ribes de Freser-Campelles-La Covil-Costa Pubilla-Castellar de n´Hug-Fonts del Llobregat-La Pobla de Lillet. 33 kms +1560 m.

Etapa preciosa. Quizás no lo esperábamos y hemos disfrutado mucho aunque ya hemos pasado mucho calor. Hemos salido un poco tarde ya que el desayuno del hotel era a partir de las 8. Ha valido la pena esperar para comernos unos magníficos huevos fritos con cansalada. Pasadas las 8:30 empezábamos a caminar. La primera subida, hasta la Ermita de Sant  Antoni es dura y continuada y ascendemos unos 370 metros en poco más dos quilómetros. A partir de aquí vamos por pistas y llegamos al pueblo de Campelles. Todo este tramo, hasta la Covil, lo había hecho en sentido contrario en la mítica Ultra Trail Emmona, pero de noche y con muchos quilómetros y desnivel en mis piernas. Hoy era otra cosa, nada que ver con aquella noche, donde la conexión conmigo mismo, en la oscuridad y en un silencio absoluto, hizo de aquel momento una experiencia casi mística. Hoy el cielo era azul, sin nubes y la luz lo inundaba todo. Tenemos vistas hacia el Taga (al que también subiría aquella noche) y sobre los bosques que rodean Campelles, donde se distinguen diferentes tonos de verde que le confieren un aspecto precioso.

Sant Antoni

El Taga desde Campelles

Dejamos atrás Campelles y progresamos por pista hasta llegar al Refugio de Pla de Prats (1562 m) donde paramos a comer algo. El lugar es bonito pero el refugio se encuentra en un estado bastante precario. Seguimos subiendo hasta llegar al Coll Pan (1749 m) donde tomamos un sendero a la derecha. El sendero está algo desdibujado en algún punto y tiramos de intuición, siempre subiendo, hasta alcanzar los primeros prados que nos llevarán hasta el Cim de la Covil (2001 m). La cima nos ofrece unas vistas de 360 º magnífcas. Enfrente tenemos el Puigmal y si vamos girando hacia la izquierda tenemos vistas de otras cimas del Pirineo como el Puigpedrós, la Serra del Cadí. el Pedraforca (omnipresente durante todo lo que nos quedaba de travesía), Serra d´Ensija, El Verd, Port del Comte y la vista nos alcanza por toda la Catalunya Central hasta Montserrat y Sant Llorenç del Munt. Más a la izquierda vemos el Montseny y todas las carenas y valles hasta El Taga, Balandrau y Torreneules. Espectacular. Lástima que debido al calor, la calima impedía que el ambiente estuviera totalmente nítido. En un día claro de invierno debe ser una gozada estar aquí. Seguiremos disfrutando de estas vistas ya que hacemos toda la carena hasta el Cim del Pla de Pujals o Costa Pubilla (2056 m) y el Roc dels Llampecs (2049 m). Dos chicas suben en sentido contrario al nuestro, corriendo a buen ritmo, nada que ver con nuestro paso. Bajamos por intuición hacia el Coll de la Bona (1890 m) pero no llegamos a él, lo dejamos a la derecha y bajamos por prados y tramos de sendero y pista hasta el Collet de Meians (1460 m) donde enlazamos con el GR3.  Seguimos el GR y pasada la ermita de Sant Joan de Cornudell (1479 m) vamos por carretera hasta Castellar de n´Hug.

Cim de la Covil


Prados de la zona

Sant Joan de Cornudell

Aquí paramos para llenar agua y aprovechamos par tomar una Coca-Cola en un restaurante. Hace mucho calor, de hecho ya ha empezado la ola de calor que nos está azotando en este mes de Junio. Bajamos al parking del pueblo y atravesamos les Fonts del Llobregat, un lugar estupendo que me traen recuerdos de mi adolescencia cuando habíamos estado aquí de acampada. Parece mentira que estas aguas sean las del río Llobregat. 

Les Fonts del Llobregat


Bajamos por el GR270, pasamos por el Museu del Ciment y después de algún tramo de subida inesperado, descendemos definitamente hacia la Pobla de Lillet, donde llegamos pasadas las 6 de la tarde. La etapa ha sido estupenda y estamos contentos. Llegamos a la conclusión de que las dos próximas etapas las hemos de afrontar de forma distinta, ya que no podemos estar tantas horas con este calor. La idea será empezar a andar a las 6 de la mañana y acabar a las 2 o 3 de la tarde. Si debemos recortar el recorrido, lo haremos. En la Pobla no encontré ninguna fonda u hotel para pasar la noche. El único que encontré por Internet estaba cerrado por reformas, así que teníamos una reserva en Guardiola de Berguedà. Eso no suponía ningún problema ya que teníamos el coche en la Pobla.

Bajando hacia La Pobla de Lillet

Llegamos a Guardiola y nos damos una buena de ducha, Aprovechamos para hacer cambio de mochila y dejar en el coche todo aquello que no necesitaremos: ropa sucia, la sábana saco y ropa de abrigo. Por cierto, Antonio ha hecho la etapa perfectamente, lo del primer día ya está olvidado. Nos damos una buena cena y nos vamos a dormir temprano ya que al día siguiente tenemos previsto levantarnos a las 5:30.

4 Etapa. La Pobla de Lillet-Santuari de Falgars-Sant Julià de Cerdanyola-La Creueta-Malanyeu-La Nou de Berguedà. 25,6 kms. +1308.

Nos levantamos según lo previsto y a las 6 de la mañan empezamos a caminar. Tomamos el GR4 hasta la Collada de Falgars (1279 m) y aquí seguimos la variante GR4.2 hasta Sant Julià de Cerdanyola. Llevábamos el track de la Ultra Trail del Catllaràs pero decidimos ir recortando ya que no está el clima para alargar mucho la jornada. 

Collada de Falgars

Desde Sant Julià (958 m) iniciamos otra subida hacia el Puig. Enseguida empezamos de nuevo a bajar y tomamos otro sendero de subida que está todo perdido debido a la tala de ramas de árboles. Subimos como podemos hasta llegar a una pista y la seguimos hasta que nos encontramos un sendero a la derecha que nos lleva por al Mal Pas. Es una subida con un desnivel muy pronunciado y al llegar arriba encontramos el mirador de La Creueta (1279 m). 

La Creueta

La vistas hacia el Pedraforca son estupendas y también hacia el Pantà de la Baells y toda esa zona del Berguedà. Ahora debemos bajar todo lo subido. Cuando estamos llegando abajo el PR199 nos lleva hacia la izquierda hasta llegar a una pista. La tomamos hacia abajo pero enseguida el PR se adentra de nuevo por el bosque y nos conduce hacia la misma zona de la que veníamos. Como no tenemos claro la dirección que va tomando el camino decidimos dar media vuelta y bajar por la pista hasta Malanyeu.

Vistas panorámicas de la zona



En este enclave paramos a comer algo en la puerta de la iglesia de Sant Sadurní, en una sombra muy agradable donde corre el aire. Al poco rato de estar allí, sale un hombre de la casa que está al lado. Hablando con él sobre los caminos que hemos tomado nos despeja algunas dudas. Se ofrece a enseñarnos la iglesia y nos invita a tomar un café en su casa. Allí, Roger, nos explica su historia con aquellas tierras. Curiosamente, él es nacido en Terrassa y tiene la misma edad que nosotros. La conversación es muy agradable y le agradecemos todas sus atenciones. Nos indica el camino a seguir para llegar a la Nou y nos hace seguir campo a través hasta encontrar un sendero. El sendero se va desdibujando en algunos puntos hasta llegar a una pista. La tomamos a la derecha y enlazamos con la carretera que nos lleva directamente a la Nou de Berguedà, donde llegamos sobre las 2 de la tarde. Hemos empleado una jornada laboral, de 6 a 14 h.

Bajando del Mal Pas

Quzás esta ha sido la etapa más "light". La idea era otra y nos hemos saltado el bucle que el recorrido previsto hacía al llegar a la Collada de Falgars y subir por La Foradada después de pasar por Malanyeu. Aún así, es una zona muy bonita y nos gustaría volver con otras condiciones climàticas, ya que no nos apetecía hacer una jornada tan dura bajo un sol abrasador.

El Sobrepuny llegando a La Nou de Berguedà

En La Nou nos alojamos en la Fonda Marginet, a pensión completa. Un lugar muy sencillo pero en el que se come muy bien y es muy económico. La tarde la pasamos sin nada que hacer: siesta, paseo y café en la terraza esperando la hora de la cena. Es decir descanso y relax total. Al día siguiente nos espera una jornada similar en cuanto a quilómetros y desnivel.

5ª Etapa. La Nou de Berguedà-El Sobrepuny-Sant Romà de la Clusa-Coll Pan-Refugi Ardericó- Coll Adrericó-La Pobla de Lillet. 24,4 kms +1639 m.

Iniciamos la jornada como el día anterior, es decir, empezamos a caminar a las 6 de la mañana. Al salir, nos encontramos con un corredor que sube al Sobrepuny. Nosotros también lo haremos, pero a un ritmo muy diferente al suyo. Vamos subiendo despacio hasta alcanzar la cima (1656 m). Aquí nos paramos para disfrutar de las maravillosas vistas y desayunar. La señorade la fonda nos había preparado un bocadillo. Los ingredientes eran jamón, "bull negre", "bull blanc" y "llonganiça", todo ello en un pan sin tomate pero con mucho aceite. La verdad es que estaba buenísimo y eso nos hace disfrutar aún más del momento. 

Admirando la vegetación subiendo al Sobrepuny


Cim del Sobrepuny



Bajamos hasta el Coll de la Plana (1430 m) y decidimos seguir el GR241 hasta Sant Romà de la Clusa. Descartamos el recorrido original que nos hacía bajar hasta Castell d´Areny para subir de nuevo hasta Sant Romà. Quizás en otra ocasión. Antes de llegar pasamos por un mirador estupendo. El mirador es de madera y está colgado hacía el precipicio, con algunos paneles de cristal en el suelo donde, bajo nuestros pies, se van las copas de los árboles. En poco tiempo llegamos a Sant Romà de la Clusa. El refugio está abierto y aprovechamos para tomar una Coca-Cola y charlar un rato con uno de los encargados del refugio. Estamos a gusto en la sombra, de momento no hemos pasado calor. El enclave es bonito, muy bien cuidado y con caballos sueltos.

Mirador, con Montserrat al fondo



Seguimos subiendo por pista hasta llegar al Ras de Clarent, a algo más de 1500 m de altitud. Desde aquí hay muy buenas vistas. Seguimos por el GR241 hasta el Coll Pan (1691 m) y tomamos dirección hacia el Puig Lluent. Toda esta zona es preciosa, con prados verdes, árboles diseminads por ellos y bosques que los rodean. Escasos metros antes de coronar el Puig Lluent (1638 m) dejamos la carena y tomamos el GR a la izquierda. Observamos que hay trabajos de tala y poda de ramas. Llegamos a una pista que seguimos a la izquierda. En un cruce, la aplicación Wikiloc, nos indica que hemos de tomar un sendero en bajada por el bosque. Con todas las ramas caídas no somos capaces de verlo y tiramos de intuición hasta llegar a un tramo de bosque más limpio y por fin encontramos el sendero. El camino no tiene ningún tipo de señalización, pero llegamos de nuevo a una pista que nos conduce al Refugi Arderico (1326 m). Aquí cogemos agua y nos refrescamos con la corriente que baja y que cae en una pequeña bañera vieja donde se acumula.

Ras de Clarent

Prados en dirección al Puig Lluent



Ahora toca subir, nada más pasado el refugio, por un sendero a la izquierda que está señalizado, al principio por bosque y más arriba por un tramo rocoso expuesto al sol. Llegamos de nuevo a la cota 1600. Nos paramos en un tramo llano, muy bonito y nos sentamos bajo una haya, posiblemente centenaria. Allí, acogidos por al árbol, y aprovechando su sombra, bebemos y comemos. Sacamos el trozo de bocadillo que nos quedaba y le comento a Antonio "cuanto más como más bueno encuentro este bocadillo". Antonio se reafirma en ello. 




A partir de aquí seguimos las indicaciones que nos llevan a La Pobla de Lillet. Llegamos a las 2 de la tarde y hace mucho calor. Hemos invertido otra vez el tiempo de una jornada laboral. Esta vez caen dos Coca-Colas por cabeza. Estamos sedientos, a pesar de que no nos ha faltado agua en ningún momento. La jornada de hoy ha sido preciosa. Pasadas las 4 de la tarde llegamos a casa.


Nos han salido 137 kms y 7800 metros de desnivel positivo.Cada vez disfruto más de este tipo de salidas, olvidarnos del cronómetro y disfrutar del camino un poco más despacio. También son cosas de la edad, ya no nos apetece tanto correr. Además en este tipo de travesía hay que llevar mochila pesada lo que hace más difícil avanzar rápido. Hemos enlazado tramos de carreras de montaña o marchas de resistencia emblemáticas como son Bastions, Olla de Núria, Ultra Trail del Catllarás o Emmona. Sí, ya lo sé, los caminos ya estaban ahí antes de que los organizadores de carreras imaginaran sus recorridos. A mí me encanta hacerlo, enlazar valles, carenas, cimas, refugios y pueblos en mi imaginación y luego hacerlo realidad. De hecho lo hago en mi día a día cuando salgo a correr por Sant Llorenç del Munt o en cualquier lugar que me encuentre de vacaciones o de fin de semana. Es la actividad que más feliz me hace.




Para acabar, si alguen quiere completar la ruta sin coger el coche puede alargarla más y desde la Pobla de Lillet subir al Coll de Pal para desde allí seguir, en sentido inverso, un tramo de la mítica Núria-Queralt. Una vez en Núria se puede bajar por el precioso camino que discurre junto al cremallera y desde allí a Ribes de Freser. En función del nivel de cada uno se pueden hacer más o menos etapas. Una semana es un tiempo óptimo para disfrutarla, pero incluso, los corredores más experimentados y preparados la puede hacer non-stop. Con este último añadido, con la segunda etapa tal y como la habíamos concebiido y sin recortar nada en la Serra del Catllaràs seguro que nos iríaimos a 180 kms y a unos 11000 m de desnivel positivo. ¿Alguien se atreve?




Hasta la próxima










No hay comentarios:

Publicar un comentario